Constelaciones Familiares es un tipo de Psicoterapia Sistemica Familiar desarrollado por Bert Hellinger.

Se dice que el 70% de los problemas psicológicos que nos afectan a todos vienen de nuestra historia y relación familiar. El niño, por amor ciego, adopta reacciones y soporta cargas que le dificultarán la vida de adulto. Constelaciones saca rápidamente a la luz la dinámica que causa el sufrimiento y, si se dan las circunstancias apropiadas, la corrige en el mismo momento.

Esta Terapia se diferencia de otras por su extrema rapidez. En una Constelación (de una duración media de 1 hora) sale a la luz y se aborda el verdadero tema causante del problema presentado por el cliente, en oposición a procesos que pueden durar años en otro tipo de Terapias, como el Psicoanálisis. Por eso cada vez más psicólogos, psiquiatras y psicoanalistas se interesan por las Constelaciones Familiares como herramienta terapeutica.

El Método de trabajo se fundamenta en trabajar con representantes, y en grupo (aunque también existen las sesiones individuales).

El alcance del trabajo no se limita a la persona que ha hecho su Constelación, sino también a su sistema familiar, ya que cuando un elemento del sistema se mueve, todos se recolocan a su vez, encontrando un mejor equilibrio. Asimismo, el trabajo de una persona en su Constelación también afecta al resto de participantes del Taller, ya que muchísimas problemáticas son comunes, en menor o mayor grado, a las del resto de participantes.

Bert Hellinger, teólogo y filósofo alemán nacido en Alemania en 1925, considera a sus padres y a su niñez en casa la primera, mayor y principal influencia de todo su trabajo. Su particular manera de ver la fé le proporcionó a toda su familia una inmunidad en contra de las creencias distorsionadas nazismom change for nazismo. Debido a sus repetidas ausencias en las reuniones de la Organización de Hitler para la Juventud y su participación en una organización juvenil católica (ilegal), fue clasificado por la Gestapo como “Sospechoso de ser un enemigo de la gente”. Su huida de la Gestapo fue paradógicamente posible cuando fue emboscado. Con tan solo 17 años, se volvió soldado, experimentó la realidad del combate, la captura, la derrota, y fue hecho prisionero de guerra en Bélgica. Hellinger había deseado convertirse en sacerdote durante toda su niñez. A los 20 años, ya liberado, entró en una orden católica religiosa y empezó un nuevo y largo proceso de purificación silenciosa del cuerpo, mente y espiritu; estudiando, contemplando y meditando.

Vivió 16 años en Sudáfrica como misionero católico entre los zulúes. Dirigía una escuela grande, donde enseñaba y era el sacerdote de una parroquia simultáneamente. Esta experiencia influyó también poderosamente en su trabajo.
A su regreso a Europa, se entrenó en terapia Gestalt, se formó como psicoanalista en Viena y con Janov en la terapia primal. Posteriormente se dedicó a la Terapia Familiar Sistémica y entró en contacto con el “orden original” de los sistemas, desarrollando su propio método con las constelaciones familiares. El trabajo de Milton Erickson tuvo una gran influencia en su trabajo, y finalmente incluyó la Progamación Neurolingüïstica en su enfoque.

Fuente: www.constelaciones-familiares.org/

Pin It on Pinterest

Share This